Reflexiones bonitas para amar con pasión

Hay momentos que llegan sin querer, sentimientos que llegan sin saber, personas que encontramos y que nunca queremos perder

El amor de tu vida no es el que te hace temblar las piernas, sino el que te ayuda a mantener el equilibrio. No tengo mucho que ofrecerte, tampoco se como probarte todo lo que siento, solo necesito que confíes en mi y creas que desde que llegaste, has mejorado mi mundo y me has hecho sonreír como no lo hace mucho. Usted a mi se me antoja para comérmelo a todas horas.

Somos imposibles pero aquí estamos siendo imposibles juntos y dejando lo posible para otro día. No estaré junto a ti cada noche ni en cada amanecer, pero he de invadir tus pensamientos y dejar mis raíces crecer en tu corazón. No seré quien duerma a tu lado pero soy quien roba tus sueños y ha de hacer volar tu imaginación. No soy lo permisible en tu vida, pero por prohibida te lleno de tentación y deseos desafiables a la imposible. No soy tu vicio, pero me he convertido en tu adicción.

Sigo mal y seguiré peor, pero voy aprendiendo a estar sola y eso ya es una ventaja y un pequeño triunfo, me gustaría ser palabra para estar en tu boca. Es un verdadero privilegio poder hacer todo lo que me apasiona mientras estoy trabajando.

CLICK EN LA IMAGEN PARA AGRANDAR

SEGUINOS EN: FACEBOOK – INSTAGRAM

Compartir Amor